Embotellado

En agosto, tras los oportunos análisis que nos indicarán los parámetros de acidez y azúcares, nuestra cata nos indicará el momento para empezar a embotellar. Pasadas unas tres semana, la sidra está lista para su degustación.