Fermentación

Con el mosto recién extraído se llenarán los toneles de castaño. Ahí dormirá durante cuatro y cinco meses para completar su primera fermentación. En este tiempo en la silenciosa bodega solo se oirá el respirar de su mosto, convirtiéndose en sidra.